Con 2 goles de Seba Páez, los Rojos amplían diferencia de 9 puntos con Calera

Este sábado los Rojos se desplazaron a la Quinta Región para jugar contra Unión La Calera, instancia donde lograron traerse tres puntos de oro a Chillán y extender la distancia con el cuadro cementero, que es colista del campeonato.

El encuentro se inició a las 17:00 horas en Quillota, y apenas 4 minutos más tarde Ñublense ya marcaba la diferencia a través de un tanto tempranero del volante Sebastián Páez, que golpeó duramente a los locales.

Aunque Ñublense era claro dominador del juego, los caleranos lograron empatar el encuentro tras un golazo de distancia anotado a los 20 minutos del primer tiempo por el mediocampista Germán Ferreyra.

Avanzado el encuentro, en medio de tres amarillas para los Diablos Rojos y con un ambiente caliente, el DT interino Rubén Espinoza hizo ingresar a José Loncón, Luis Flores y Felipe Urra, dando más domino de balón a los Rojos

Los diablos siguieron intentando sin descanso, esfuerzo que se vio premiado con el cobro de un penal a favor de Ñublense, que fue perfectamente ejecutado por Sebastián Páez a los 65’ del segundo tiempo, dando la ventaja de 2-1 con que finalmente terminaría el pleito.

“Me voy conforme con estos valiosos 3 puntos. Rescato la motivación y la forma como se ganó”, expresó brevemente el DT interino Rubén Espinoza.

De esta manera Ñublense queda con 26 puntos, a sólo 2 de diferencia de Iberia, y de paso respira un poco más tranquilo ampliando la diferencia a 9 puntos sobre Unión La Calera, ahogándolos en el fondo de la tabla y dejándolos en peligro de cara al próximo campeonato de transición, donde se sumarán esas unidades con la tabla acumulada para definir al equipo que finalmente descienda.

El Rojo formó con Sebastián Contreras, José Antonio Rojas, Matías Améstica, Emiliano Pedreira, Michael Zobarzo, Paulo Olivares, Eduardo Vilches, Sebastián Páez, Stiven Rivera, Gaspar Páez y Lucas Triviño.

El próximo encuentro para Ñublense será el domingo 23 de abril a las 16:00 hrs. frente a Copiapó en el Nelson Oyarzún Arenas de Chillán.